Spuma

De tibia caliza, un lecho;

es su espalda en mi pecho.

De sus manos, la marea:

dibuja, perfila, y deshace

mi carne en bahías y fiordos,

la fuente donde oculto nace

un volcán submarino,

las termales de la piel,

una veta violenta como un suspiro.

Ahoguémonos de tiempo,

sigamos trizando relojes de arena;

siendo este paisaje de pálpito de olas,

piernas pintadas de sal,

y labios de bruma marina.

Esta entrada fue publicada en Libros, Poesía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Spuma

  1. Andy Santamaria dijo:

    Tenia años de no ver un poema tuyo.. ya los extrañaba.. bello como siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s