Pulsátiles.

La piel es una nébula.
Un corredor de estrellas pulsátiles;
La lluvia su espejo fragmentado,
Su imagen una córnea convertida en puerta.
Pide silencio:
Un LA sostenido en la voz de una ballena,
El ladrido de un perro a unas cuarenta cuadras.
La piel revienta, se inflama;
Supernova azul que consume deseos,
Aguacero absoluto.
En cada poro y cada peca
Es cosa de gravedades.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Pulsátiles.

  1. disfruto mucho tu poesía… algún día espero conocerte.. un abrazo fraterno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s