Cuarto creciente

Una no puede decir de la vida que está aburrida; simplemente podría ser que no esté lo suficientemente atenta: de ayer para hoy la luna parece que comió más de la cuenta, aprovechando que el sol “salía.” Yo sé, yo sé que la luna no come. Pero no lo digan tan fuerte, que se nos despierta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s