Celuloide 40mm

Celuloide 40mm

¿Cuántos rostros iluminó el celuloide
Los años siguientes al ochocientos ochenta y siete?
¿Cuántas butacas vacías y lentes manchados?

¿Cuántas manos enlazadas y ojos dormidos?
*

“-El cine, ese invento del demonio”,

Dijo Machado sin presentir

Que muchos Paraísos impensados

Empezarían tras sus reflejos.

*

Lágrimas, Risas y otros Ángeles

Nacieron a la luz de sus espejos.

Historias, besos y caricias;

Tersas como música en estéreo.

*

Al final de los créditos,

La música,

El negro telón tras las secuencias;
Comienzan los mejores guiones,

Sin actores ni actrices,

Sin más director que la piel

Y su tibieza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s