Fugitiva

La complicidad es tan variada,

Como variadas las pieles;

Entre silencios y miradas,

Escondemos crímenes:

1. Asesinato al frío,

2. Al sexo por el sexo,

3. Al falso amor de vitrina,

4. Al miedo a envejecer y volvernos ciegos.

5. El secuestro del tiempo y del calor del fuego,

6. Robo de la caricia del sudor como el agua;

Resbalando de la ventana que es tu cara contra la brisa.

Yo lo que ofrezco es esta carne fugitiva de resignarse a que todo amor se muere.

Harta de los “sabios” que decretan indiscriminadamente,

Que el amor se cicla,

Se oxida,

O se sintetiza;

Se reduce,

Se evapora,

O se disuelve.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s